Hasta luego

Gracias por todo el tiempo que estuviste en mi vida, no precisamente a mi lado porque la distancia siempre nos jugo la vuelta, pero si por todo lo que me has enseñado y que seguro tu no te das Por enterado. 

Gracias por ser la herramienta en mi vida que me hizo crecer y que me preparó para el hombre que llega a mi vida. Se que sin lo que viví desde que nos conocimos no hubiera llegado a ser lo que soy y no hubiese sido la Magnolia de quien mi novio se enamorase. 

Gracias y hasta luego... Tal vez en otra vida nos volvamos a ver. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué tiembla en Guatemala? (Cuento corto)

El mundo y el amor

Fantasmas