Disculpa

A veces dejar atrás un amor 
trae consigo dejar amigos, 
y aunque no lo diga
muchas veces duele más 
que esos amigos no se den cuenta
que alejarse era resguardar mi corazón. 

Prefiero que piensen que estoy loca, 
que soy una mala amiga 
o que simplemente los defraudé
porque cómo explicar que aunque 
ya no quiera estar con vos 
no quiere decir que sea cómodo 
verte con alguien más. 

Y si de aquí en adelante se cambia la historia
lo siento por alejarme y proteger mi corazón. 
Gracias por tantos buenos momentos 
y disculpas por los que les quedo debiendo.

Creo que un día se darán cuenta
que mi lejanía tenía nombre y apellido.
Que mi desamor pesaba en cada noche
que te incluían. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué tiembla en Guatemala? (Cuento corto)

El mundo y el amor

Fantasmas