y cuándo pregunté: 

¿Podrías escribir una reseña de lo que escribo para que la publique en mi blog?

Mi compañero contestó: 
Lo siento, no podría. Tu poesía me ha llevado por otros caminos. Y por otros deberes. Yo he tratado de escribir poesía, y sigo tratando de escribirla; tú eres la Luz: la poesía que camina; yo soy la oscuridad.
Yo quisiera ser tú.
Y tú y tú. 
Tu poesía me emociona, y muchas veces ha cambiado mi rumbo.

Cuando te sueño, es para seguir. Y sigo, porque te sueño. Aunque muy distante esté contigo. [Elkira]


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué tiembla en Guatemala? (Cuento corto)

El mundo y el amor

Fantasmas