ventanas cerradas

Ya había cerrado la puerta
ahora cerré las ventanas,
aquellas que acostumbraba a dejar abiertas
por si un día olvidabas la llave.

Tú decidiste tomar tu equipaje 
yo decidí esperarte en silencio
ahora decido cerrar todo 
y seguir mi viaje. 

Aquella puerta que fue testigo 
de nuestras sonrisas y peleas, 
ahora se esta remachando 
porque ya nadie entrará. 

Y así comprendí que
aquella casa se quedó vacía, 
te fuiste tú y luego me marché yo... 

De ahora en adelante verás 
las ventanas cerradas
y una puerta sin llave. 

Tomo mi equipaje 
mis ideas y mis ilusiones 
para hacer mi viaje sola. 

 



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué tiembla en Guatemala? (Cuento corto)

El mundo y el amor

Fantasmas